Volvió el Cepo Cambiario

Después de haber criticado durante años un régimen de administración del mercado de cambios, Macri con un decreto del 1 de septiembre del 2019 (DNU-2019-609-APN-PTE) termina imponiendo controles en el acceso a dólares para tratar de llegar al 10 de diciembre.

Los instrumentos para administrar la fuga de capitales restringen la compra de divisas hasta 10 mil dólares mensuales para atesoramiento, bloquean la remisión al exterior de las ganancias de las empresas y obligan a las exportadoras a liquidar los dólares de sus operaciones en un plazo de hasta 5 días hábiles.

La medida persigue evitar la fuga de la divisa y trata de impedir que el Banco Central tenga que correr de atrás “quemando” reservas para contener la cotización. Las grandes empresas se verán obligadas a liquidar los dólares de las exportaciones y para el giro de utilidades habrá que pedir autorización previa. También para viajar habrá que pedir autorización para comprar moneda extranjera.

El oficialismo sostiene que lo que implementó no es un cepo, sino una restricción que se implementó en distintas etapas de la historia y que afecta a los grandes ahorristas, no a la gente “común”. Pero en realidad no es común en latinoamérica la existencia de cepos cambiarios y, para poder acceder a una propiedad inmobiliaria, se requieren mucho más de 10.000 dólares. Por tanto, es falso la percepción del oficialismo de que esto no se trata de un cepo.

.


Animated logos is an obvious trend

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *